Pablo Adalberto Rivera Hidalgo, destacado en Depto. Motorizado de Subdirección de Tránsito Terrestre


• “Mi mayor satisfacción es ver la sonrisa de alguien que me dice: no sabe el problema que tenía y que resolví gracias a usted. Es el caso de un señor al que le robaron su carro que aún estaba pagando”.
• “En un año hemos resuelto hasta 30 casos”.
• “Dios es quien me ha dado ese don, que de repente se vuelve peligroso pero siempre me siento protegido por él; además la experiencia cuenta: tengo 18 años de andar subido en una moto”.

Los delincuentes que se dedican al robo y hurto de vehículos tratan de engañar a la policía con tarjetas de circulación, licencias para conducir y placas falsas y, asimismo, con los números de identificación de vehículos alterados. Incluso con documentos aparentemente legales extendidos por jueces inescrupulosos.
Sin embargo, por legítimos que parezcan el Departamento Motorizado de la subdirección de Tránsito y Trasporte Terrestre, trabaja sin descanso para hacer prevalecer la verdad.
La mayoría de los casos han concluido con la devolución de los vehículos a sus propietarios y con los delincuentes tras las rejas aunque los “laureles”, no necesariamente fueron para la Corporación.
Entre los hombres y mujeres policías que prestan este valioso servicio a la comunidad sobresale un agente con un talento especial para detectar las falsificaciones por sofisticadas que sean.
Se trata del agente motorizado, Pablo Adalberto Rivera Hidalgo, graduado en la Academia Nacional de Seguridad Publica el 30 de abril en 1996 (Promoción 32).
“Es un don que Dios me ha dado, aunque también cuenta la experiencia pues tengo 18 años de andar subido en una moto” señala.
De voz pausada y firme, Rivera Hidalgo, de 45 años, casado y artesano en sus tiempos libres, dice que su mayor satisfacción es ver la alegría de las personas cuando recuperan sus automóviles.
Sin prejuicios, agrega que no posee capacitación específica sobre el tema sino que su formación es autodidáctica. “Hay que ser muy acuciosos, por ejemplo cada una de las 17 letras de un VIN tiene un significado”, explica.
Rivera Hidalgo nos relata algunos de los eventos que él ha ayudo a resolver entre ellos, uno en el que tuvo que enfrentar el quehacer delictivo de una banda en la que participaron jueces, fiscales, más de algún diputado y funcionarios de agencias aseguradoras.
Y también nos muestra una buena cantidad de documentos y placas de automotores falsas decomisadas, algunas casi perfectas.

Solicitamos a los altos titulares de la subdirección de Tránsito y Transporte Terrestre nos recomendara a uno de los policías operativos más destacados para hacerle una entrevista y lo eligieron a Usted. ¿En qué consiste su trabajo?
Bueno, como agente motorizado tenemos diferentes funciones: regular el tráfico, escoltar personas importantes y hacer patrullajes preventivos. En cuanto a esta última función hacemos lo normal que es verificar la información de los documentos y la legitimidad de los vehículos, pero en algunas circunstancias nos encontramos con eventos especiales: Hay gente que pretende engañarnos mostrándonos desde una simple autorización falsa para conducir transporte colectivo hasta documentos aparentemente legales porque son extendidos por jueces. Es ahí donde estamos dispuestos a servir a la sociedad.
¿Cuál es el promedio de casos que resuelve en un año?
Tenemos altas y bajas, Hay años en que hemos recuperado hasta 30 vehículos, entre automóviles y motocicletas. No obstante, por los avances de la tecnología a veces los métodos de los delincuentes mutan, obligándonos a readecuar las estrategias para descubrir por dónde va la situación, es decir, para determinar si los vehículos que andan circulando son robados, hurtados o alterados. Así que depende sube y baja.
¿Cómo explica su talento?
Bueno yo le agradezco a Dios la oportunidad que me da de servir, luego considero que él es el que me da ese don de servir, un don que de repente se vuelve peligroso pero siempre me siento protegido por El. También cuenta la experiencia, ya son 18 años subidos en una moto trabajando todos los días.
¿Qué caso le ha dado mayor satisfacción?
Hace poco descubrimos en los medios de comunicación que un juez había sido procesado y al buscar las raíces de ese hecho nos encontramos que la base la había aportado el Departamento Motorizado. Resulta que la Corte Suprema de Justicia desaforó al juez y autorizó un juicio pero él no se presentó a la audiencia demostrando su involucramiento. Varios de nuestros procedimientos han sido puestos a la orden de las otras oficinas encargadas de investigar de la PNC. Siguiendo esa secuencia hemos hecho llegar casos a niveles superiores en la aplicación de la justicia.
¿Cuál esa base? ¿Qué fue lo que descubrieron?
Allá por el año 2003 intervenimos un vehículo altamente polarizado con placas de Guatemala logrando establecer que el número del motor y el VIN eran falsos y, además, que el conductor era miembro de una banda, ya venía siendo investigado por robo y hurto de vehículos. Esa circunstancia se mantuvo latente hasta el año 2011 cuando encontramos otros siete vehículos robados con documentos aparentemente legales ---porque habían sido emitidos por un juez—pero que al constatar sus VIN descubrimos que la información ahí contenida era diferente. El juez en mención incluso había sido fiscal del caso.
¿Cuál es su mayor satisfacción?
El mejor pago que puedo recibir es la ver la sonrisa de alguien que me dice: “Muchas gracias, no sabe el problema que tenía: estaba pagando el vehículo y me lo robaron y me volví loco buscándolo, por eso siempre que veía un vehículo parecido al mío lo seguía y avisaba a la policía pero, cuando era revisado me topaba con la decepción que no era el mío”. Para mi es una satisfacción enorme haber recuperado el carro a este señor.
Hábleme de los documentos falsificados
En la calle pedimos a la gente los documentos para conducir y de los vehículos. Quienes los portan legalmente pueden seguir tranquilos sus caminos pero en algunos casos nos muestran documentos que aparentemente están bien pero que no son legítimos, tienen problemas. Por ejemplo (nos muestra los documentos) esta tarjeta está cubierta por un plástico que no es normal. Acto seguido levanta el plástico y dice: esto que acabo de hacer no se puede con una tarjeta original. Vea esta otra: El detalle es (pasando el dedo sobre la superficie) que el corte del plástico es imperfecto porque deja cubierto el chip; también tenemos documentación extranjera, sobre todo de Guatemala, en donde a simple vista se observan líneas azules pero que en realidad, son mini letras, además, que el tipo de esas letras son diferentes. También tengo estas placas que aparentemente son legítimas pero al ver el reverso se ve claramente un trabajo de falsificación que les sirve para poner en circulación un carro hurtado o robado.
¿Dónde estudió para detectar información falsa con tanta certeza?
Soy autodidacta. Es un don que Dios me ha dado, aunque también cuenta la experiencia pues tengo 18 años de andar subido en una moto.
¿Cuál es su mensaje para sus compañeros policías y para la población en general?
Mi mensaje para mis compañeros y compañeras es de ánimo, de solidaridad, de trabajo en equipo. Estamos protegidos por la ley y por Dios. Nosotros prestamos un servicio eficiente y honesto y espero que estos testimonios de eventos sobresalientes sirvan para motivarnos aún más. Contamos con importantes medios como la radio, sistema computacional, pero también es importante leer. No basta con haberse graduado de la Academia es bueno leer sobre leyes, metodología para detectar documentos falsos, etc.
¿El mensaje para la población?
Que estamos con todo el interés de servirle aunque en algunos casos necesitamos un poco de comprensión de su parte.






Policia Nacional Civil
6ta. Calle Oriente entre 8va y 10ma Ave. Sur # 42 Barrio La Vega, San Salvador, El Salvador, C.A.
República de El Salvador, C.A.
Teléfonos: (503)2527-1000 y (503)2527-1001 | Email: comunicacion.pnc@gmail.com

Excepto cuando se indique lo contrario, el contenido de este sitio está bajo licencia de 4.0 licencia de Creative Commons Reconocimiento Internacional.